Nos vemos, sin fecha ni horario fijo, en algunas pantalla de TV. Y el sábado y domingo estoy en "No es un día cualquiera" de Radio Nacional de España, con Pepa Fernández
«Fatti non foste a viver come bruti, ma per seguir virtute e conoscenza»
«No habéis sido hechos para vivir como brutos, sino para seguir virtud y conocimiento»
Dante Alighieri, "La Divina Commedia", Inferno - canto XXVI

martes, 24 de diciembre de 2013

(201) Es Navidad y en puertas tenemos al 2014.
Que sea una feliz fiesta, que llegue un año mejor.

È Natale, sta per cominciare un nuovo anno.
Vivete una festa felice, vi auguro un anno migliore
di questo che si chiude.



Hemos alcanzado otro día de Navidad en nuestra vida.
Y no es poco.
Pues os ofrezco el periódico del día y que vale 
para todo el 2014 que ya asoma.




Y aquí un montaje "navideño" que ha perpetrado
Adrián, ese buen profesional y mejor persona que
suele rodar y emitir por satélite mis aventuras solidarias
entre los nómadas del desierto.


video

sábado, 16 de noviembre de 2013

(199) De defecaciones y vómitos. En los medios, por supuesto
Delle defecazioni e vomiti, Nei media, chiaro


Ojeaba y leía, esta mañana como todas las de mi vida juvenil y adulta, lo que los medios escritos cuentan, ilustran y destripan. Y uno de los argumentos dominantes – ¡cómo no! –  era la crisis de la basura, ese montón descomunal de desechos de nuestra cotidianidad consumista que ha inundado la capital española. Afortunadamente, dicho sea con alivio preventivo, en estas horas parece que ya se vislumbra una solución.

Pues ojeando y leyendo ha ocurrido que la mano y la vista han ido de basura a basura, porque la otra, la escrita, haberla hayla y abundante, entre páginas y pantallazos, en medios de celulosa y de soporte virtual.

Y en eso caí en el escrito de una de esas escribidoras que – parecía una moda pasajera, una crisis de crecimiento, de reafirmación y de rebeldía, pero veo que va “in crescendo” – ha adoptado la vía de la legítima paridad con el hombre alcanzando no exactamente lo positivo y destacable de muchos hombres. Me refiero al lenguaje chusco, vulgar, malsonante, irrespetuoso, denigrante, difamador, “decapitatíteres” sin miramientos y “autolesionista” en lo éticamente más elemental.

Es eso de coger caca, culo, pedo, pis, sexo, religión (¡sólo una y siempre la misma!), introducir todo en la batidora y producir un zumo maloliente que, sin embargo, se considera brillante y consigue, previa estimulación de sesgos ideológicos y bajísimos instintos primarios, conquistar unos cuantos aplausos. Además de acrecentar la popularidad, por estos lares confundida sin vuelta atrás con la fama. Que es bien otra cosa.

Arrancaba la escribidora describiéndose sentada en la posición y en el lugar apto para cumplir con esa necesidad biológica que es defecar. Con alguna que otra dificultad, admitía ella misma. Y a partir de ese momento, de expulsar por abajo, nada de nada. Lo que se leía, línea tras línea, eran vómitos. Arcadas productivas malolientes que, sin duda, han tenido el efecto de una liberación para la autora cuya explicación sólo podrían alcanzar Freud, Jung y sus discípulos.

Seguro que muchos y muchas se habrán regocijado con la lectura de ese texto y habrán aplaudido entre sonrisas, chanzas y una sensación de ser cómplices, partícipes de esa elite multitudinaria, gregaria (no es una contradictio in terminis) y creciente con progresión geométrica.

 Allá ella (no les voy a dar el nombre para no contribuir a su “fama”) y ellos, que son muchas y muchos. Yo he sentido la necesidad de levantarme, ir al baño y tirar de la cadena, aunque la taza estaba impoluta. Necesitaba ese gesto liberatorio.

Y a la escribidora no le deseo nada malo. Sólo que llegue un día en el que, ella como millones más, se dé cuenta de lo estéril de esa actitud “echada p’alante” y  pseudo-“modelna”. Que alcance, la escribidora, lo que indica su nombre y que no se quede en lo reductivo de lo que describe su segundo apellido. Lo sentiría por ella. Pero, dicho sea de paso, allá ella...

jueves, 17 de octubre de 2013

(198) Chismes, rumores, murmuraciones, cotilleos, enredos, líos, patrañas, cuentos, trolas, embustes, bolas, paparruchas, filfas, infundios...
Vamos... redes sociales...


Que no era para tanto...










Sólo un trancazo gripal, muy complicado y pesado, que se ha adelantado a mi vacunación anual (que recomiendo y que siempre me ha librado de gripes o de sus complicaciones).

De cualquier manera, gracias.
A los que me enterraron con buenos recuerdos y a los que gastaron sus cuartos en cohetes y tracas...

Pero voy saliendo "chouia chouia" (شُوَيّة  شُوَيّة), como dicen mis amigos nómadas.

miércoles, 28 de agosto de 2013

(197) Apuntes desde mi Sahara (sin acento y con muchos acentos)
Appunti dal mio Sahara














Cada vez que entro en el Sahara, no importa por donde, algo de verde hay. Luego...












El desierto avanza, cada año es más duro. Y la vida se percibe a cada esporádico encuentro.













¿El desierto? En realidad en esa inmensidad del Sahara hay por lo menos tres desiertos: el erg (mar de dunas), el reg (tierra dura con algún matorral durísimo destroza4x4) y esa destrozaamortiguadores y destornillatodo que es el pedregal de la hammada (aquí con un remolino de remla (arena). De las saladísimas sebkhas y de los chotts hablaremos otro día...


Esta vez exageré un poquito. Llegué no perfectamente en forma, quise abrir nuevas pistas, vagabundear donde sólo había reptiles, escorpiones, hormigas resistentes al infierno y algún raro pájaro kamikaze.
Y me la jugué.



Mi primer serio golpe de calor en cuatro décadas saharianas, un presíncope.
Mareos, flashes, estrellas, flojera de piernas, caída repentina de la tensión. Afortunadamente ocurrió en un familiar minioasis de cuatro palmeras, allí en la nada, junto a un pozo que conocía bien.
Pues alternancia entre mareos y taquicardias y riesgo de colapso serio.
Sospeché una hipovolemia y aumenté mucho la hidratación, me obligué al reposo y combatí la emergencia con té, tabaco (sí, tabaco), mucha alimentación, sales y azúcares. Y chéches húmedos para refrescarme.
Fueron tres días peliagudos, además con tres emergencias mecánicas, más bien electrónicas. Pero salí también de esa. Está claro: como dicen mi amigos nómadas, tengo baraka...


GOLPE DE CALOR
Es una alteración grave de la regulación térmica que puede llegar a ser letal.
En el desierto, con sus temperaturas extremas, sabemos que es un peligro constante. Pero no olvidemos que cada año en España es causa de muchas muertes.
 
Síntomas
Dolor de cabeza, mareos, náuseas, respiración acelerada, taquicardia hasta o más de 140 pulsaciones por minuto. Se puede llegar a la pérdida de conciencia.
La tensión arterial es elevada al principio (amplia separación entre sistólica y diastólica) y sucesivamente se presenta una hipotensión con síntomas de shock.
El pulso es en principio fuerte y rápido, luego se torna débil hasta no ser palpable radialmente (muñeca), a la vez que disminuye la frecuencia respiratoria.
La piel al principio roja, seca, caliente, luego aparece sudoración, tono grisáceo, cianótica.
La temperatura corpórea puede superar los 40ºC.
 
Primeros auxilios
- Colocar al afectado en ambiente fresco, posición horizontal, cabeza elevada, piernas levantadas.
- Baño de agua fría, compresas frías. Cubrir el cuerpo con paños mojados con agua fría.
- Masaje sobre piel (puede hacerse con trocitos de hielo)
- Control continuo de tensión arterial, pulso y temperatura.
- Intentar bajar la temperatura a 38.5 ºC.
- Si la persona se encuentra consciente, dadle a beber un poco de refresco de cola, que contiene cafeína y azúcar, para subir la glucosa en sangre y favorecer el bombeo cardíaco.
- Favorecer la hidratación con café azucarado o agua con sal (1 cucharada de sal por litro).
- Al primer síntoma de paro, si quien asiste está preparado debe comenzar inmediatamente maniobras de RCP (Resucitación Cardio Pulmonar)
- Sólo personal experto y en casos graves podría administrar suero de solución electrolítica hipotónica, oxígeno, respiración artificial.
 

 
Los días que estuve obligado al parón este pajarito no me abandonó. Lo tuve siempre a mi lado, a no más de un metro, y sólo se alejaba para beber o para otear el horizonte desde lo alto de una estaca de palmera.




Pasada la emergencia, aunque con alguna secuela y unos problemas electrónicos, a buscar a mis nómadas. Los que no habían huido con cabras y dromedarios buscando algún hilo de hierbas, aunque seca, donde fuera posible.
Este año temperaturas más imposibles que las habitualmente imposibles. Y signos de vida missing.




Me crucé con una familia de nómadas. Hace dos años reduje una fea fractura de muñeca a esta niña. Lo hice con tablillas, vendaje elástico y un blíster de esa milagrosa escayola instantánea que endurece al calor.
Tuve (tuvo ella) mucha suerte. Funcionalidad perfecta, estéticamente queda sólo una pequeña protuberancia ósea.
Pero o lo hacía yo o no lo hubiese hecho nadie.

Había regalado a los nómadas algunos de esos farolillos que se alimentan por energía solar.
Y descubro que los utilizan (con eficacia, me dicen) para ahuyentar a los chacales y como punto de referencia, en la lejanía, para otros nómadas.
















Pero la luz natural es insuperable. Uno de mis muchos amaneceres...


A propósito de luz. Uno de mis objetivos, este año, además de la rutina de asistencia sanitaria, era regalar grupos electrógenos para dar energía eléctrica a familias nómadas.
he encontrado un modelo que gasta poco, tiene protección electrónica y da suficiente energía, además de aguantar muchas horas con esas temperaturas.
Aquí, con el bueno de Hamma, preparando una instalación cerca de su pozo.


Y fue la luz en el pequeño oasis unifamiliar, en pleno desierto.




















Nada mejor que celebrarlo preparando un sabroso tajín de carne y verduras, regado con atay bin nanâ.























Y a seguir. Por pistas de todo tipo, encima de dunas abrasadas por el sol...



 



Encuentros. Nómadas en los raros pozos que son vida, aunque para nosotros aventureros constituyen un riesgo.

De beber, ni hablar. "Sólo" nos sirven para refrescarnos. Que ya es muchísimo.

Y ¿quién dijo que en el desierto es indispensable el 4x4?
Algún nómada atrevido en algunos lugares se atreve hasta con un simple y destartalado 2x2.





Y aquí ¡atención!
Entre las muchas insidias del desierto – temperaturas, lugares abruptos, mares de dunas, fauna y flora – ésta es una vieja conocida por nómadas, animales y frecuentadores habituales del Sahara. Pero desconocida por los primerizos o viajeros ocasionales.
Es la Thurza, variedad desértica de la familia Calotropis Procera.
Participa en la formación de dunas deteniendo la arena.
No la toquen. Y sobre todo, si la tocan, no se toquen los ojos. La llaman “el mercurio del desierto” porque tiene parecidos efectos en el cuerpo humano. Su exudado lechoso es muy corrosivo y más tóxico que la estricnina.


Y a propósito de cosas dolorosas, la noticias tristes.
Cada vez que entro en el desierto y encuentro nómadas, me relatan lo ocurrido desde mi anterior visita. Claro, también me informan de los que se fueron.
Esta vez me he quedado sin dos viejos amigos: el enfermo jefe de la antigua kasbah de Sidi Khalil y el sabio caravanero Ahmed Ben Jeddou (izqda., con su nieto Hassan). Y se fue también Masro, compañero de cuatro patas, receloso de los burros que bebían en su pozo.
Descansen en paz. Todos ellos y todos los de cuya desaparición no me llegó noticia.


Hay que tener experiencia, mucho ojo en reconocer desde lejos la consistencia de la arena por el tono. Pero conducir, o mejor dicho “bailar” por áreas arenosas es una pasada.








Ya no es tan divertido si un error de percepción, una incertidumbre o cualquier otra causa lleva las ruedas a hundirse.
Y ahí hay que parar inmediatamente para no agravar la situación.
Hay que bajar, valorar, liberar la parte delantera de los neumáticos, eventualmente la “barriga” del coche y, si se ve indispensable, bajar las planchas de aleación e intentar una salida decidida pero suave.
Hasta detenerse en el primer lugar cuyo piso consistente garantice el sucesivo arranque.




Pues a seguir. Por pistas conocidas o con el atrevimiento de abrir nuevos rumbos y pasos por donde la naturaleza y la prudencia lo permitan.


Y al encuentro con nuevos y viejos amigos. A prestar toda la ayuda posible, lo que nunca llegaría a estas gentes tan dispersas en un territorio maravilloso, enorme y hostil. Y a hacer felices unos niños que tienen menos que nada. Arrancarles unas sonrisas impagables.

Les faltan medios, pero lo que no falta, a esos niños, es fantasía y creatividad.
Miren lo que me han hecho con latas, trozos de neumático y madera.


Entre los seres vivientes que se han adaptado al desierto a lo largo de milenios, estas son las más incombustibles. Casi siempre encuentran algo que llevarse al estómago. Aunque no lo haya...

Pero el rey, la "nave del desierto", es él. Sobre todo el dromedario mauritano, alto, resistente, con mucha autonomía. 



Pero no todos estamos hechos para vivir siempre en un ambiente tan hostil. Hay que comenzar a dejar erg, reghammada y remontar buscando pistas.


También en la periferia del Sahara, cuando se puede, se echa un cable.
Desde asma a gota hasta infecciones o hipertensión.
Con la regla de siempre: o lo haces tú, sabiendo bien lo que haces, o no lo hace nadie.





----
 
Y aquí permítanme una pausa seria.
No por estar en el desierto uno está fuera del mundo.
Todo lo contrario.
Pues por favor ¡paren esa locura sangrienta en Siria!

سوريا. يرجى التوقف عن هذا الجنون متعطش للدماء.

----





Y muchas cosas más...



miércoles, 10 de julio de 2013

(195) Cuando una amiga se va...
Quando se ne va un’amica...




Tengo una pieza musical fetiche que suelo utilizar, personalizándola, para despedir a unos pocos amigos o colegas que, después de años aquí, abandonan España para otros lares y otros cometidos. Es “El adiós” de “Los amigos de Gines”. Unos versos melancólicos atenuados por un ritmo pegadizo. Pocas palabras que lo dicen todo.

Se nos acaba de ir Concha García Campoy, periodista, comunicadora, colega. Y a ella también le dedico ese “Adiós” en el recuerdo de mucho tiempo compartido en la misma mesa, ante las mismas cámaras, en la misma redacción de nuestros debates y chanzas, ante los espejos cotillas de la pesadez de ese incordio que es el maquillaje, en la cafetería de los balances de final de emisión.

No voy a decir mucho. Sólo que fue una relación cordial, profesional y correcta. Un periodo que llevo en el recuerdo como una sucesión de mañanas en las que la profesionalidad y la independencia triunfaron. Sí, claro que no pensábamos lo mismo de todo y de cada una de las cosas que ocurrían y que se contaban, como también estaba claro que coincidíamos en muchos puntos.

Hubo, en nuestra relación profesional, una sana y constante dialéctica en la que cada uno se expresaba con sus propias vivencias, tendencias, sensibilidades, aproximaciones. Y donde más coincidíamos era a la hora de hablar de desastres humanos y sociales, los de la vuelta de la esquina y los de esa miríada de mundos olvidados por nuestra opulencia occidental. Lo demás era libertad, cada uno con su propio enfoque y visión del ser y no ser.

Lo pasamos bien. Hasta nos divertimos, entre tantas historias duras, amargas, dramáticas, vergonzosas o tiernas que tuvimos que contar, cada uno en su ámbito. Compartimos hasta un cameo cinematográfico que, siendo ficción, salió a la primera por nuestra peculiar sintonía y complicidad.
 
Todo esto y mucho más recuerdo en estos intensos momentos. Pero nada de necrológicas. Porque, aunque es verdad que “algo se muere en el alma cuando un amigo se va”, yo a Concha la llevo viva en el recuerdo. Muy viva.

 
Hasta siempre, colega.   
 
  Esta sevillana va por ti.
 
 
 



jueves, 4 de julio de 2013

(194) Demasiada caló...
Troppo caldo...








Voy a tomarme un descanso de estas páginas.
Salvo que una idea, un impulso y otras temperaturas...
me convenzan a darme un garbeo por aquí.
¡Hasta pronto!
 
Mi prendo un periodo di riposo da queste pagine.
Salvo che un’idea, un impulso – e ben altre temperature...
mi convincano a fare una capatina da queste parti.
A presto!


miércoles, 5 de junio de 2013

(193) Sahara (sin acentos). Música para pistas, dunas, erg, reg y hammada
Sahara. Musica per piste, erg, reg e hammada




Me lo han preguntado en muchas ocasiones y siempre he contestado que es la que me funciona y que mantengo como principal, aunque pueda parecer una mezcla absurda de géneros, lenguas, ritmos, melodías y períodos. Sigue siendo la misma, en un CD del 4x4 y en un pequeño emisor que difunde a las radios de los vehículos que estén a no más de cien metros del mío. También la llevo en todas las PDA que he utilizado y sigo utilizando.

Es la compilation musical que me acompaña, sobre todo cuando estoy solo, por pistas y pedregales, entre dunas, en cualquier reg, erg o hammada de ese desierto que frecuento desde unas cuantas décadas y donde están muchos amigos, nómadas o sedentarios: el Sahara (sin acento, como suelo escribirlo, porque los acentos, muchos, los pone esa inmensidad.

Pues a lo que iba. Se trata de una larga lista de canciones y piezas musicales que están ahí, aparentemente sin un criterio lógico, y que sin embargo he comprobado que ayudan a hacer menos duros los largos desplazamientos por lugares tan fantásticos como llenos de insidias.

¿Qué tendrá que ver Le Métèque de Moustaki con ”Aïcha“ de Cheb Khaled, ”Infinito“ de Enrique Bunbury con “Let it be” de los Beatles, o el ”Adagio“ de Albinoni al sax de Fausto Papetti  con ”Io vagabondo“ de los Nomadi?

¿La verdad? No tengo la más remota idea. Pero así surgió, hace tiempo, y sólo modifiqué el listado añadiendo alguna pieza y ordenando en bloques por lengua, no por género ni por periodo. Y a lo largo del tiempo he comprobado que, sin quererlo, se ha producido una curiosa alternancia que a menudo casa perfectamente con la evolución del cansancio, la mutación del panorama, la dificultad del recorrido y los obstáculos que encuentro a lo largo de los desplazamientos por la nada. Bueno, eso de la “nada” en el desierto es un lugar común, porque en realidad de monótono hay bien poco. Siempre, a cada paso, algo llama y polariza la atención. Y las sorpresas no faltan.

No hay más. O a lo mejor, sí. El subconsciente me ha hecho juntar ritmos actuales con muchos momentos de mi vida, la música eminentemente del desierto con el frenesí urbano, la tranquilidad o el dinamismo de la sinfónica con la vigilia a la que obliga el rock, la babel de lenguas con la facilidad de entenderse en esos espacios de gente abierta y acogedora.

Espero haber satisfecho la curiosidad de mails, tweets y sobre todo de preguntas recurrentes cuando hablo de mis garbeos hacia y en mi querido mundo nómada. ¿El consejo? Que cada uno haga su propia compilation, desde luego, pero evitando la monotonía del mismo género, mismo autor, mismo ejecutor. Porque en esos espacios lo peor que puede ocurrir es caer presos de la modorra.

Que tengan buenas rutas, al son de lo que prefieran.
 

(* Al final del listado, la opinión del musicólogo)




Mi compilation sahariana
 
Cheb Khaled – Aïcha
Cheb Khaled – Chebba
Cheb Khaled –  Didi
Cheb Khaled – El Harba
Cheb Khaled – Fatamorgana
Cheb Khaled – Habibi
Cheb Khaled – Karima (remix)
Cheb Khaled –  Melha
Cheb Khaled – Nssi Nssi
Cheb Khaled – Sahra
Cheb Khaled & Cheb Mami – Haoulou
Cheb Khaled & Freeman – Bladi
Cheb Khaled & Iam – Oran Marseille
Cheb Khaled & Rachid Taha & Faudel – Wahrane (live)
Cheb Khaled, Amr Diab, Cheb Mami – Qalby
Cheb Khaled, Cheb Mami – Wahrane Wahrane
Cheb Khaled, Jean Jacques Goldman, Noa – Imagine (live)
Ehab Tawfik – Adda el Lil
Hesham Nour – Moosh Aref
Idir – Touareg
Khaled Habib – Sahara Blues Live
Le Duc – Touareg
Mohamed Foad – Wenta Beed
Youssou N’dour – Sama Guent Gui (Ambiance du Sahara 3)
Samira Saied – Shoak ala Shoak
Samira Saied – Shrook
Warda – Batwanness Beek
Warda – Nar El Ghera 

Enrique Bunbury – El extranjero
Enrique Bunbury – Infinito
Alejandro Sanz – Corazón partío
Alex Ubago – Sin miedo a nada
Amaral – El universo sobre mi
Andrés Calamaro – Flaca
Antonio Flores – Alba
Celtas Cortos – Cuéntame un cuento
Chambao – Pokito a Poko
Diego Torres – Color esperanza
El Canto del Loco – Son sueños
Estopa – La raja de tu falda
Fito y Los Fitipaldis – Soldadito marinero
Hombres G – ¿Por qué no ser amigos?
Jarabe de Palo – La Flaca
Joaquín Sabina – 19 días y 500 noches
Julieta Venegas – Andar conmigo
La Oreja de Van Gogh – Soledad
La Quinta Estación – Tu peor error
Los Rodríguez – Sin Documentos
Los Secretos – Ojos de gata
Manolo Garcia – Pájaros de barro
Mecano – El 7 de Septiembre
Melendi – Mi rumbita pa’ tus pies
Miguel Bosé (Con Julieta Venegas) – Morena mía
Niña Pastori – Ave María
Pereza – Pienso en aquella tarde
Rosana – Si tú no estás
Rosario Flores – Como quieres que te quiera
Seguridad Social – Quiero tener tu presencia
Amancio Prada – Levante fuerte
Joaquín Sabina – Pongamos que hablo de Madrid 

Cristophe – Aline
Salvatore Adamo – Notre roman
Marie Laforet – La plage
Frida Boccara – Cherbourg avait raison
Salvatore Adamo – Inch'Allah (fr)
Georges Moustaki – Le Métèque
Mireille Mathieu – La vie en rose
Gilbert Bécaud – Et maintenant
Gilbert Bécaud – Ne me quitte pas
Charles Aznavour – La Bohème
Alain Barrière – Ma vie 

Barbara Streisand – Memory
Casablanca soundtrack – As time goes by – (Original song by Sam –  Dooley Wilson)
Don Mclean – Vincent
Percy Sledge – When a man loves a woman
Steve Reich – The desert music (remix)
Tom Jones – You can leave your hat on
Alicia Keys – Fallin'
Anastasia – Left outside alone
Avril Lavigne – Complicated
Brian Adams – Please forgive me
Christina Aguilera – Genie in a bottle
Coldplay – Clocks
Cranberries – Zombie
Des'ree –  Life
Dover –  Serenade
Evanescence –  Brig me to life
Gabrielle –  Out of reach
Gloria Estefan & Só pra contrariar –  Santo, Santo
Justin Timberlake –  Rock your body
Kylie Minogue –  In your eyes
Lighthouse Family –  High
Mariah Carey – Whithout you
Maroon 5 – This Love
Michael Jackson – Heal The World
Non Blondes – What's going on
Ricky Martin – Livin' la vida loca
Shakira – Estoy aquí
The Corrs – What can I do
Procol Harum – A whiter shade of pale
Simon & Garfunkel – El condor pasa
MFSB & Three degrees – The sound of Philadelphia
Akon (feat. Eminem) – Smack that
Tata Young – Crush on you
The Cranberries – Joe
The Beatles – Girl
The Beatles – Hey Jude
The Beatles – Imagine
The Beatles – Let it be
The Beatles – Michelle
The Animals – The house of the rising sun
Beach Boys – Barbara Ann
Joan Baez – Battle Hymn of the Republic
Edwin Hawkins Singers – Oh happy day
Pop Tops – Mamy Blue
The Impressions – A man
Paul Anka – Diana
New Vaudeville Band – Winchester cathedral
Pat Boone – Speedy Gonzales
The Tokens – The lion sleeps tonight
Bob Dylan & Joan Baez – Blowin' in the wind
The Mamas & Papas – If you're going to San Francisco
The Platters – Only you
Tom Jones – Delilah
Frank Sinatra – Strangers in the night
Simon & Garfunkel – The sound of silence
Demis Roussos – Forever and ever
Chubby Checker – Let's twist again 

Alberto Lupo – Io ti amo
Avion Travel – Sentimento
Enzo Jannacci – Vengo anch'io. No tu no
Equipe84 – Io ho in mente te
Fausto Papetti –  Adagio di Albinoni (sax)
Andrea Bocelli – Con te partirò
Mina – Parole parole
Renato Rascel – Arrivederci Roma
Vasco Rossi – Basta poco
Claudio Baglioni – Questo piccolo grande amore
Nomadi – Dio è morto
Dik Dik – Sognando California
Ribelli – Pugni chiusi
Rokes – E la pioggia che va
Pooh – Piccola Katy
Equipe 84 – 29 Settembre
Delirium – Jesahel
Nomadi – Io vagabondo
Jimmi Fontana – Il mondo
Bobby Solo – Una lacrima sul viso
Domenico Modugno – Vecchio frack
Fred Buongusto – Una rotonda sul mare
Fausto Leali – A chi
Lucio Battisti – Pensieri e parole
Lucio Battisti – Mi ritorni in mente
Domenico Modugno – Nel blu dipinto di blu
Tony Dallara – Come prima
Caterina Caselli – Nessuno mi può giudicare
Adriano Celentano – 24000 baci
Salvatore Adamo – La Notte
Toto Cutugno – L'italiano
Bruno Lauzi – La donna del Sud
Nicola di Bari – Il cuore è uno zingaro
Lucio Dalla & Luciano Pavarotti – Caruso
Luciano Pavarotti – O' sole mio
Mia Martini – Gli uomini non cambiano
Ricchi e Poveri – Che sarà
Edoardo de Crescenzo – Ancora
Loretta Goggi – Maledetta primavera
Adriano Celentano – Azzurro
Cugini di campagna – Anima mia
Gianni Morandi & Luciano Pavarotti – Maria, Maria
Gianni Morandi – Non son degno di te
Guardiano del faro – Amore grande, amore libero
Gianni Morandi – C'era un ragazzo che come me
Mal dei Primitives – Yeeeeeeh! 

Vargas Vil – El Optimista busca trabajo
Champs – Tequila
Ray Charles – I stop loving you
Carl Perkins – Tutti frutti
Perez Prado – Patricia
Pedro Infante & Los Panchos – Cielito lindo
Franco Nebbia –  (Passione latina 1961) Vademecum tango



La opinión del musicólogo
 
José Ramón Pardo
«Cada canción encierra un mundo en sí misma, aunque sea un mundo de tres minutos tan solo. Y cada aficionado reúne en su memoria todos sus mundos según su leal saber y entender. Dice mi amigo Josto Maffeo que esta es una selección ideal para viajar por África.
Una compañía acertada para superar dunas, vadear ríos y subir senderos de montaña. A mí me gusta también para ir en autopistas europeas o por las calles de Torino, su pequeña patria, o Gijón, la mía. Es variada, ecléctica, actual e intemporal a la vez. Italiana y multinacional. Rítmica y pausada. Universal y privada. Grandes canciones para grandes paisajes y grandes momentos.
Síganla si quieren disfrutar sin tedio ni sobresaltos. Es música de la buena. Para todos los lugares y todas las edades».