Nos vemos, sin fecha ni horario fijo, en algunas pantalla de TV. Y el sábado y domingo estoy en "No es un día cualquiera" de Radio Nacional de España, con Pepa Fernández
«Fatti non foste a viver come bruti, ma per seguir virtute e conoscenza»
«No habéis sido hechos para vivir como brutos, sino para seguir virtud y conocimiento»
Dante Alighieri, "La Divina Commedia", Inferno - canto XXVI

sábado, 20 de agosto de 2016

(259) La tragedia del Spanair JK5022 desde el Sahara
La tragedia dello Spanair JK5022 dal Sahara

En medio siglo de periodismo he visto y vivido de todo, y los horrores ya no los cuento. Pero esa tragedia nunca la olvidaré. Por muchos motivos. Uno de ellos, la singularidad del lugar desde donde viví en estricto directo y en primera línea sus primeros momentos sucesivos.

Con el amigo Dr. Alfonso Morán, médico de emergencias del SAMUR-PC y compañero de muchas aventuras solidarias, estábamos atrapados en unas arenas movedizas del Sahara a unos cincuenta grados de temperatura. Una situación no desesperada, pero algo peliaguda aunque no inédita.

Cuando salimos del apuro, muy cansados, Alfonso abrió el teléfono SAT y conectamos con Madrid. A los pocos minutos alguien abrió el audio de un vehículo de emergencias que corría por las pistas de Barajas hacia las columnas de humos, en medio de las cuales se entreveían las siluetas de personas que corrían. Quien conducía iba relatando, con voz concitada, lo que observaba, hasta llegar al escenario y arremangarse para participar en las operaciones de socorro.

Escuchamos así, desde el desierto, los primeros angustiosos momentos de la intervención de los equipos de emergencias en una de las mayores catástrofes aéreas españolas. Eran las 14:55 del 20 agosto 2008 y habían pasado pocos minutos desde la tragedia del vuelo Spanair JK5022, que segó la vida de 154 personas sembrando el dolor en decenas y decenas de familias.
 
Hoy, en el aniversario de la tragedia, sólo quiero dejar un recuerdo de las víctimas y dar un abrazo a todos quienes han sentido el dolor en sus propias carnes, en el alma.
Descansen en paz.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán moderados - I commenti saranno moderati