Nos vemos, sin fecha ni horario fijo, en algunas pantalla o sintonía radio italiana o española. Y lo mismo ocurre en medios escritos. Tengo la inmensa suerte de no depender de nadie, de no deber nada a nadie y de poder opinar libremente cuando y donde solo yo lo considere oportuno.
«Fatti non foste a viver come bruti, ma per seguir virtute e conoscenza»
«No habéis sido hechos para vivir como brutos, sino para seguir virtud y conocimiento»
Dante Alighieri, "La Divina Commedia", Inferno - canto XXVI

martes, 7 de julio de 2020

(275) Coronavirus, Covid-19
¡Ojo y pocas bromas!
Coronavirus, Covid-19
Occhio e pochi scherzi

"La prudencia tiene un solo ojo, la retrospectiva tiene muchos".
Johann Wolfgang von Goethe



Superados los días más críticos, y dramáticos, del gran azote de la pandemia, superadas todas las fases del confinamiento, se observa cierta sensación de "peligro superado" y de relajamiento y ligereza, cuando no de irresponsabilidad, en muchos comportamientos. Sí, se trata de minorías, pero de minorías numerosas y difusas geográficamente. Lo suficiente para provocar difusión y rebrotes. Y algunos de estos están obligando a efecturar unas previsibles marchas atrás.

El coronavirus sigue entre nosotros y seguirá siendo una amenaza hasta que no se consiga una vacuna segura y con cierta duración.

Mientras tanto, nada ha cambiado. Cada uno de nosotros es un posible transportador, difusor y multiplicador del contagio, además de ser un posible receptor. Por tanto, siguen vigentes todas las medidas más elementales de precaución, entre ellas las tres muchas veces repetidas y no siempre observadas:
- lavado frecuente de manos; 
- distancia social mínima de un metro y medio; 
- no tocarse la cara... y la mascarilla facial.

Tenemos que ser conscientes. El descuido de uno lo pueden pagar muchos. Hasta con la vida. 


 





miércoles, 27 de mayo de 2020

(274) Coronavirus, Covid-19
A PESAR DE ELLOS,
SEGURO QUE SALDREMOS
Pero cómo y cuándo depende de nosotros

Coronavirus, Covid-19
MALGRADO LORO,
SICURO CHE NE USCIREMO
Ma come e quando dipende da noi


"El optimista cree, el realista sabe, el pesimista sabe demasiado".
Sandro Montalto, escritor, poeta y musicólogo de Biella, Piemonte, Italia.



 
 ¡SEGURO QUE SALDREMOS! 
61 segundos de responsabilidad y esperanza en imágenes
 Han colaborado los sanitarios y amigos 
Y este autor ha sido el Culpable



Claro que sí. De esta pandemia del coronavirus / covid-19, como ha ocurrido en todas las crisis de la Historia de la Humanidad, seguro que saldremos. Y si no estaré para verlo, seguro que saldrán Ustedes y así la inmensa mayoría.

Ya hemos vividos unos meses en varias fases del confinamiento. Ahora tenemos que prepararnos a cambios radicales en nuestros comportamientos, en nuestra manera de vivir. Poco será como antes, si no queremos pagar ulteriores precios a un virus muy agresivo. Y llegados a este punto, ya podemos reflexionar seriamente en el coste de lo que ha ocurrido y sigue ocurriendo: en vidas, en sufrimientos, en secuelas físicas y psicológicas, en enormes daños a la economía y en la
inexorable marginación de relevantes capas de nuestras sociedades.

Nada será como hace unos meses. Tendremos que "resetear" y reprogramar muchos chips en nuestras neuronas y sinapsis. Ahora y en el futuro es y será responsabilidad de todos y de cada uno ser prudentes, precavidos, y mantener los comportamientos correctos recién aprendidos. Por un legítimo espíritu de conservación y por el debido respeto de la salud y de la vida de los demás.

En el periodo más agudo de la primera ola de esta pandemia (digo primera porque me temo que los rebrotes serán inevitables, más allá de su dimensión y agresividad) he tenido ocasión de ver directamente, desde dentro, como se sufría y se moría, como se sufría y se conseguía vencer a la señora de la guadaña. Se lo debo a mi necesidad innata de constatar sin limitarme a que me lo cuenten. Se lo debo, no lo niego, a décadas de “infiltrado” en el mundo de la sanidad, mi segunda vocación en la que he hecho unos cuantos pinitos en dos continentes. Y se lo debo a amigos profesionales, hombres y mujeres que han salvado vidas y han llorado cuando no han podido hacer milagros, a pesar de hacer ellos auténticos milagros ante la frecuente carencia de medios.

He visto sufrir y morir entrando (bien protegido) en UCI de varios centros hospitalarios. En otros me he asomado a las UCI como a las Urgencias, he deambulado por muchos pasillos abarrotados de pacientes que no cabían en las habitaciones y con a su alrededor el frenesí del vaivén de médicos, enfermeras, técnicos, camilleros, señoras de la limpieza y más operadores que conseguían lo que hasta semanas antes parecía inviable: la colaboración directa, codo con codo, de especialidades muy dispares dispuestas a superar sus recelos y límites e improvisarse lo que fuese necesario, aceptando indicaciones de los más expertos en el cometido de cada situación y momento.

He visto la genialidad y la inventiva. He visto experimentar con la colaboración de muchos dentro y fuera de la sanidad. Desde las mascarillas de buceo a las pantallas protectoras impresas en 3D; desde la conexión para compartir un respirador entre dos pacientes, cuando los respiradores eran tan raros como los diamantes en bruto, hasta el aparentemente banal cachivache que sin embargo, en ese momento, solucionaba un problema puntual.

Muchos se han volcado. Muchísimos
y sería muy largo e injusto por las posibles omisiones intentar un listado – han contribuido, con generosidad, profesionalidad e ingenio, a hacer viable una tarea titánica. Ha ocurrido en España como en Italia, en Francia como en Portugal; en todos los países. Pero esta tragedia, la de aquí, España, la he visto con mis ojos y muy de cerca.

Aquí tendría que mencionar el reverso de la medalla. Pero no. A los terraplanistas, conspiranoicos, negacionistas, destructivos, y sobre todo insolidarios por irresponsables, ni agua. Sabemos que están y estarán. Pero saldremos de esta, a pesar de ellos.

Tampoco me entretengo en los responsables políticos de cualquier nivel que no quisieron ver lo que muchísimos veíamos. Me refiero a los que por irresponsabilidad y conveniencia no quisieron escuchar varias alertas internacionales, no quisieron tomar nota del infierno de un país que, al lado, ardía con millones de sus ciudadanos ya confinados. A todos los juzgará la Historia y se ocuparán de ellos su conciencia, si la tienen, y la justicia ordinaria, si consigue alcanzarlos.

Me quedan en el tintero los “especialistas”. Esos que contra toda constatación y contra toda alerta siguieron con la cantinela de “una gripe más”, “aquí tendremos algunos casos”, “no habrá propagación” y otras muchas lindezas que probablemente, con las no-decisiones de los inquilinos del anterior párrafo, vayan Uds. a saber cuántas vidas han truncado, cuántos sufrimientos han provocado, cuántos multiplicadores del drama han activado. También los remito a la Historia, a la conciencia y a la justicia.

Y, ¿qué se puede decir del variopinto mundo de los medios de comunicación, de mis colegas periodistas? Como siempre ocurre, generalizar es profundamente injusto. Hemos visto, escuchado y leído a serios informadores que han intentado ofrecer claridad en un maremágnum de noticias y datos muy contradictorios y a menudo sesgados. Muchos. Pero también muchísimos jugando claramente  al "totum revolutum" o alineados en la defensa de la prebenda y de la ideología por encima de verdades y responsabilidades. Con la falsificación, con la fragmentación, sobre todo con la omisión a menudo escandalosamente evidente de partes incómodas de los acontecimientos. ¡Allá ellos y ellas! 

Sobre la ciudadanía no añado más. Somos todos y hay de todo como en todo lugar, sociedad y época. Cada uno con su propia conciencia y responsabilidad. O irresponsabilidad. Poco importan las fases, las actividades reactivadas o no, el margen de libertad en los movimientos y las distancias que se pueden recorrer. Hasta una vacuna, y que la mayoría la acepte, mi seguridad reside en tu COMPORTAMIENTO. La tuya en el mío.

Pero al final, y a pesar de un panorama que a primera vista induce al pesimismo, me reafirmo. Temprano o más tarde, estoy más que seguro de que saldremos también de esta. 
Lo deseo y lo creo, aunque el precio será alto. Muy alto.






miércoles, 18 de marzo de 2020

(273) CORONAVIRUS COVID-19
Lo esencial y algo más










Respuestas a muchas de sus dudas y preguntas
No esperen nada que ya no se haya escrito, dicho, visto o leído. Esta, que se dirige al ciudadano medio en estos días recluido en su casa, es una somera pero seria recopilación de las principales preguntas y respuestas alrededor de esta pandemia. La que entre el invierno 2019 y la primavera de 2020 está cambiando la vida de gran parte de la población del mundo, amenazando nuestra salud y nuestras vidas y alterando seriamente el día a día que antes conocíamos.
Espero poder ser útil al lector. Y una recomendación: con alarmismo y pánico se va hacia el desastre, todo se complica y se agrava. Con rigor, serenidad y esperanza, todo se supera. Saldremos de esta aunque todos perdamos algo y muchos hasta la vida de sus seres cercanos y queridos.


SARS-CoV-2 virus, llamado también nuevo coronavirus,
causante de la enfermedad Covid-19

1. ¿Qué es en realidad un Coronavirus?
Se trata de un miembro de una familia numerosa de virus bien conocidos por ser causa de enfermedades leve y graves: desde un banal resfriado a patologías más serias como el Síndrome respiratorio medioriental (MERS) y el Síndrome respiratorio agudo grave (SARS).
Los Coronavirus se e comenzaron a conocer a mediados de los años '60 y conocemos su capacidad de contagiar el ser humano y algunos pájaros y mamíferos). Las células diana primarias (las células a las que afecta el virus) son las epiteliales del tracto respiratorio y gastrointestinal.
Hasta ahora son 7 los Coronavirus que han demostrado poder infectar al ser humano:
•    Coronavirus humanos comunes: HCoV-OC43 e HCoV-HKU1 (Betacoronavirus) y HCoV-229E y HCoV-NL63 (Alphacoronavirus), que pueden producir comunes resfriados pero también serias infecciones del tracto respiratorio inferior.
•    más Coronavirus humanos (Betacoronavirus): SARS-CoV, MERS-CoV e 2019-nCoV (ahora llamado SARS-CoV-2). 

2. ¿Qué es un nuevo Coronavirus?
Un nuovo Coronavirus (nCoV) es una nueva cepa de coronavirus que no había sido nunca identificada en seres humanos. Llegando a la actualidad, se señaIa que el SARS-CoV-2 (anteriormente llamado 2019-nCoV) nunca se detectó antes de aparecer en  Wuhan, China, en diciembre de 2019. 

3. ¿Qué es el SARS-Cov-2?
El virus contra el cual estamos dando batalla, más bien guerra, en este periodo crítico y que ha provocado la pandemia declarada por la OMS, se ha denominado "Síndrome respiratorio agudo grave coronavirus 2" (SARS-CoV-2). Así lo definió el International Committee on Taxonomy of Viruses (ICTV) que tiene a su cargo la designación y denominación de los virus (especie, género, familia, etc.). Según su grupo de científicos expertos, este nuevo coronavirus es “hermano” del que provocó en su día la Sars (SARS-CoVs). Por este motivo se le ha dado el nombre de SARS-CoV-2.

4. Y entonces ¿qué es el COVID-19?
La enfermedad provocada por el nuevo Coronavirus tiene su nombre: “COVID-19” ("CO" viene de corona, "VI" es virus, "D" disease (patología) y "19" es el 2019, año en el que se descubrió). Así lo anunció, en rueda de prensa, el 11 de febrero de 2020, el Director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. 

5. Entonces, ¿el nuevo Coronavirus es el mismo que provoca la SARS?
Es de la misma familia, pero no es el mismo virus. Este último Coronavirus, responsable de la enfermedad respiratoria cuyo nombre se repite mucho en este periodo - COVID-19 – tiene una fuerte relación con el SARS-CoV y cae genéticamente en el subgénero Betacoronavirus Sarbecovirus. 


6. ¿Cómo sospechar que se tiene COVID-19?
La respuesta está en manos de médicos y análisis. Pero hablemos de síntomas más frecuentes. Son fiebre (+ 37º5), cansancio y tos seca. En algunos enfermos pueden hormigueo y dolores musculares, congestión nasal, goteo de la nariz (se puede confundir con el de una congestión), molestias de la garganta y hasta diarrea. Se comienza con síntomas leves que se pueden mantener o aumentar lentamente en número e intensidad. En casos más serios, la infección puede derivar en neumonía, síndrome respiratorio agudo grave, insuficiencia renal y, en casos extremos, puede llevar a la muerte. 

7. Entonces este virus es siempre peligroso.
No necesariamente. Algunos se contagian y no se dan cuenta porque no presentan síntomas.  O son síntomas ligeros, sobre todo en niños y adultos jóvenes, y en su fase inicial  progresan con lentitud. Según datos de lo que está ocurriendo, podemos decir que 1 de cada 5 personas que tiene COVID-19 enferma  gravemente y se manifiesta la dificultad respiratoria, lo que lleva al ingreso en hospital.
8. Hablemos de las personas que más se arriesgan a una evolución grave.
Son los ancianos y quienes tienen enfermedades previas y más si varias simultáneas. Hablamos de hipertensos, diabéticos, con patologías cardiacas y naturalmente los inmunodeprimidos, trasplantados y más. Es evidente que con estas patologías es riesgo de enfermar en forma grave es mayor. 

8. ¿Cómo se comportan las personas que presentan más riesgo?
Las recomendaciones principales son: no salir del domicilio salvo en caso de extrema necesidad, no recibir visitas, evitar cercanía con otras personas y mantener una estricta higiene como lavarse bien las manos con jabón o geles alcohólicos y con frecuencia. 

9. ¿Cuánto dura el periodo di incubación?
Es el tiempo entre contagio y primeros síntomas de la enfermedad.  La experiencia actual lo hace estimar en un periodo entre 2 y 11 días llegando a 14 días o poco más.  

10. ¿Cómo se transmite el nuevo Coronavirus entre personas?
Es un virus respiratorio y por tanto su vía de transmisión es por contacto o cercanía con una persona enferma. Los agentes transmisores son esas gotitas que se difunden sobre todo respirando o tosiendo. Estas las vías:
•  la saliva, tosiendo y estornudando   
•   contactos directos personales
• a través de manos, tocando con manos contaminadas (no lavadas), boca, ojos, nariz
•  menos frecuente, puede haber contagio a través de las heces. 
•  a través del contacto con superficies infectadas. Se estima que el virus puede qiedarse allí activo unas horas. Por eso, desinfección de superficies que luego tocamos. 
No es tajante, pero altamente infrecuente que las enfermedades respiratorias se contagien con alimentos. Pero estos siempre hay que manipularlos extremando la higiene y procurando que no haya contacto entre alimento crudos y cocidos..
Dicho esto, hay que aclarar que todavía se estudia si hay otras vías de contaminación por virus. 

11. ¿Puede una persona con COVID-19 contagiar a otro?
La OMS y las evidencias indican que la vía prevalente es el contacto o cercanía con persona que presenta síntomas. Pero no se excluye en casos raros que alguien todavía sin síntomas, en la fase inicial, pueda transmitir el coronavirus. 


12. ¿Alguna recomendación más para evitar el contagio o contagiar?
Sí, algunas. No estornudar sin protección, por ejemplo en un pañuelo o haciéndolo protegiendo boca y nariz con el codo y mirando hacia el lado opuesto al de otras personas. Tirar los pañuelos a la papelera o cubo, preferiblemente cerrado y con dentro una bolsa de plástico o papel. Y lavar bien inmediatamente las manos con solución alcohólica o jabón.

13. ¿El nuevo Coronavirus sobrevive en diferentes superficies? 
Primeras evidencias indican que el virus puede sobrevivir no más de algunas horas. Por eso es prudente desinfectar superficies con desinfectantes  alcohólicos i lejía rebajada. Esto vale para una mesa o una bandeja de plástico como para el teléfono móvil, auriculares, etc. 

14. Y mi mascota... ¿me puede contagiar?
Si bien el virus ha saltado de ciertos animales al hombre, nada hasta hoy lleva a la evidencia científica que un común animal de compañía como perro o gato puedan enfermar y luego transmitir el virus. Pero es recomendable lavarse las manos después de jugar con la mascota y antes de lavarse no tocarse ojos, nariz y boca.

Atención especial a las mascotas que salen al exterior. A la vuelta, limpieza. Extremar la precaución con gatos que entran y salen de casa ya que pueden restregarse o ser acariciados por alguien que tenga el virus en las manos.

15. ¿Hay vacuna para este nuevo Coronavirus?
Hasta ahora, no porque es una nueva enfermedad. La investigación corre en todo el mundo. Se prevé que se pueda llegar a una vacuna en un periodo entre 12 y 18 meses.


16. Hay informaciones confusas sobre las mascarillas. ¿Qué hacer?
La OMS recomienda que la lleve (modelo homologado de alta protección) quien sospecha tener el virus y presente síntomas como tos o estornudos. También quien cuida a personas enfermas o que se sospecha que están contagiadas por el nuevo Coronavirus. Atención: la mascarilla tiene que cubrir bien boca y nariz, adaptándose al contorno de esta. La OMS recomienda que la lleve (modelo homologado de alta protección) quien sospecha tener el virus y presente síntomas como tos o estornudos. También quien cuida a personas enfermas o que se sospecha estén contagiadas por el nuevo Coronavirus. Atención: la mascarilla tiene que cubrir bien boca y nariz, adaptándose al contorno de esta. Y atención a la variedad. Hay mascarillas con diferentes funciones: protección del enfermo y protección del entorno de contactos. Mejor asesorarse en cada situación cuando se tenga contacto con personal de la sanidad. No compren ni usen a ciegas.


17. ¿Algo más?
Información ya  hay para llenar la antigua biblioteca de Alejandría. Y la que vendrá será más copiosa. Pero también hay confusión, saturación, sopa de bulos, noticias fragmentarias, incompletas y contradictorias y buena dosis de alarmismo. Con le expuesto, el lector tiene lo esencial y algo más. Por favor, lea con atención pero también con cierta distancia emotiva. Sin alarmarse. Vivimos y viviremos con virus y a este también le ganaremos el pulso.
   

(Elaborado y adaptado con información de fuentes científicas y sanitarias oficiales y sobre todo con la aportación de la “Direzione generale della Prevenzione sanitaria” y del “Dipartimento della Protezione Civile” del gobierno de Italia) 

* Disculpen eventuales gazapos.