Nos vemos, sin fecha ni horario fijo, en algunas pantalla de TV. Y el sábado y domingo estoy en "No es un día cualquiera" de Radio Nacional de España, con Pepa Fernández
«Fatti non foste a viver come bruti, ma per seguir virtute e conoscenza»
«No habéis sido hechos para vivir como brutos, sino para seguir virtud y conocimiento»
Dante Alighieri, "La Divina Commedia", Inferno - canto XXVI

domingo, 28 de noviembre de 2010

(5) Casi es mejor que no lean hasta el final
Forse è meglio che non leggano fino in fondo

Ya sé que soy periodista, que tendría que defender mi profesión. Ya hemos hablado, y mucho, de todo eso de la libertad de expresión y de la función de la prensa en un sistema democrático. Conozco muy bien todos los principios enunciados sobre la materia y el bla...bla...bla alrededor de la información e la opinión. Pero... pero no soy un obseso del gremialismo, me interesa y me preocupa sobre todo el ser humano, el ciudadano de a pie,  y conozco los peligros de la manipulación desde los dos lados de la barrera. Por eso, hoy también, me reafirmo en mi moderado optimismo al saber que gran parte de los destinatarios finales de los periódicos no llegan a leer más allá del titular o de las primeras líneas de muchos textos. Y ahora, que los colegas de profesión pongan el grito en el cielo y me linchen. Pero así lo pienso y así lo escribo.
  
Sì, lo so che sono giornalista, che dovrei difendere la mia professione. Abbiamo parlato, e non poco, di tutto ciò che concerne la libertà d’espressione e della funzione della stampa in un sistema democratico. Conosco molto bene tutti i principi enunciati sulla materia ed il bla... bla... bla... intorno all’informazione e all’opinione. Ma non sono un militante del corporativismo, m’interessa e mi preoccupa soprattutto l’essere umano, il cittadino comune, e conosco i pericoli della manipolazione dai due lati della barricata. Per questo, pure oggi, mi riaffermo nel mio moderato ottimismo perché so che gran parte dei destinatari dei giornali non giungono a leggere oltre il titolo o le prime righe di molti testi. Ed ora, che i colleghi di professione si scandalizzino e mi lincino. Ma così la penso e così la scrivo.


Me reafirmo en mis convicciones y, parafraseando a Dino Segre “Pitigrilli”, sigo prefiriendo el beso de un leproso al apretón de mano de un imbécil. Pero, en la profesión y no sólo en esta, a menudo es más frecuente la segunda situación.
Mi riaffermo nelle mie convinzioni e, parafrasando Dino Segre “Pitigrilli”, continuo a preferire il bacio di un lebbroso alla stretta di mano di un imbecille. Purtroppo, nella professione e non solo, capita spesso d’incappare nella seconda situazione.

viernes, 26 de noviembre de 2010

(4) Omisiones y exageraciones
Omissioni ed esagerazioni

En más de una ocasión me han planteado las disyuntiva entre un medio de comunicación que omite y uno que exagera. ¿Cuál preferir? Pues ninguno de los dos. Si con la omisión se tapa lo que habría que conocer, con la exageración se puede hacer mucho daño, un daño a menudo irreparable.
  
In più di un’occasione mi è stato chiesto di scegliere tra un mezzo d’informazione che omette ed uno che esagera. Messi alle strette, quale? Direi che nessuno dei due. Se con l’omissione si nasconde ciò che dovremmo conoscere, con l’esagerazione si può arrecare molto danno, un danno spesso irreparabile.

(3) Desprestigio y sectarismo
Perdita di prestigio e settarismo


A menudo surge alguien que dice "¡Periodistas!" y lo dice con desdén, casi como si lanzara un insulto. Además o antes de indignarse, habría que preguntarse si y cuando hemos comenzado a dar motivos para esta actitud.
 
Spesso salta fuori qualcuno che esclama "Giornalisti!" e lo dice con il tono di un insulto. Oltre o prima di indignarci, dovremmo chiederci se e quando abbiamo cominciato a fornire motivi per questi atteggiamenti.
  
A mis alumnos que plantean la cuestión, a menudo con ingenuidad, nunca me cansaré de repetir que ha pasado mucho tiempo desde cuando dejé de perseguir la objetividad. Non creo que exista. Me siento tranquilo con una buena aproximación a una honrada subjetividad. Que tampoco es fácil.
 
Ai miei allievi che pongono la questione, spesso con ingenuità, non mi stancherò di ripetere che ho smesso da tempo di rincorrere l’obiettività. Non credo che esista. Mi sento a posto con una buona approssimazione a una onesta soggettività. Che non è tanto semplice.
 
Es tremendo, terriblemente decepcionante, constatar que muchos, demasiados, escogen un medio de comunicación con el propósito de reafirmarse en sus propios convencimientos, que nunca ponen en discusión.
   
É tremendo, terribilmente deludente, constatare che molti, troppi, scelgono un mezzo di informazione con il proposito di riaffermare le proprie convinzioni, che non mettono mai in discussione.
 
Poco antes de la hora de la siesta (en su etimología latina...) estuve observando y escuchando, por enésima vez y con renovado pesar, como esas mujeres siguen creyendo que hacen información, es decir periodismo. ¿Es posible que no se den cuenta – a estas alturas – de que han sido escogidas para estar allí, además de por su apariencia, porque son dóciles títeres e instrumentos de un sectarismo visceral y bien calculado para alimentar al rebaño?  
(Esto no se traduce porque sólo en español tiene algún sentido)

jueves, 25 de noviembre de 2010

(2) Responsabilidad y verdad
Responsabilità e verità

Si no consigues llegar con tus pies al escenario de lo que tienes que contar y explicar, evita ir con la fantasía. Mucho mejor, ten el valor de dejar que vaya otro.
      
Se non riesci a raggiungere con i tuoi piedi lo scenario di ciò che devi raccontare o spiegare, evita di andarci con la fantasia. Molto meglio, abbi il coraggio di lasciare che ci vada un altro.

 Todavía albergo la duda. Sigo  preguntándome si la más deletérea y engañosa de las armas la puso en nuestras manos Samuel Colt o Johannes Gutenberg.
   
Non ho mai risolto il dubbio. Continuo a chiedermi se la più micidiale e subdola delle armi ce l’ha messa in mano Samuel Colt o Johannes Gutenberg.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

(1) Honradez y respeto
Onestà e rispetto


Si fuéramos honrados de verdad, publicaríamos, enseñaríamos o diríamos menos de la mitad de lo que ponemos en página, en pantalla o en antena.
  
Se fossimo veramente onesti, pubblicheremmo, faremmo vedere o diremmo meno della metà di ciò che mettiamo in pagina, sullo schermo o in onda.


¿De veras nos preguntamos a menudo si escribiríamos los mismo y de la misma manera de nuestra madre, de nuestro cónyuge o de nuestros hijos?
   
Ma davvero ce lo domandiamo spesso se scriveremmo la stessa cosa  e nello stesso modo di nostra madre, del nostro coniuge o dei nostri figli? 


Podemos hundir a cualquiera, en cualquier momento, en un plis plas. Pero nunca, ni queriéndolo, conseguiríamos reparar completamente la maldad o el error.
Terrible.
    
Possiamo distruggere chiunque, in qualsiasi momento, in un attimo. Pero mai e poi mai, neppure volendolo, riusciremmo a riparare il male o l’errore.  
Terribile.