Nos vemos, sin fecha ni horario fijo, en algunas pantalla de TV. Y el sábado y domingo estoy en "No es un día cualquiera" de Radio Nacional de España, con Pepa Fernández
«Fatti non foste a viver come bruti, ma per seguir virtute e conoscenza»
«No habéis sido hechos para vivir como brutos, sino para seguir virtud y conocimiento»
Dante Alighieri, "La Divina Commedia", Inferno - canto XXVI

lunes, 25 de marzo de 2013

(185) Europa, Chipre, Rusia, nosotros mismos. Hay talentos y talentos. Sobre todo, muy poco talento
Europa, Cipro, Russia, noi stessi. Ci sono talenti e talenti. Soprattutto pochissimo talento



Hay talentos y talentos
Sobre todo, muy poco talento
 
No es la primera ni será la última vez. Estando inmersos en crisis y problemas de todo tipo, los sobresaltos tienen ya una sucesión siempre más frenética y aparentemente sin solución de continuidad. Me refiero a las vicisitudes de nuestra Unión Europea, pero lo mismo puede decirse para nuestra época de nuestro mundo.
La larga noche chipriota que hemos dejado atrás es el último ejemplo de una chapuza compartida, de una larga sucesión de manifestaciones de ineptitudes, improvisaciones e irresponsabilidades, individuales y colectivas.
Unos pagarán más que otros. Otros saldrán indemnes. Y otros más saldrán ganando. Pero inocentes muy pocos. Porque muy pocos pueden decir: “No sabía nada”.
Lo ocurrido, muy a propósito estando en Semana Santa, ha traído a mi memoria una parábola, la de los talentos. Siempre actual, ahora cobra aún más actualidad.
Pero estoy seguro que cada parte implicada – UE, FMI, Chipre, Rusia, nosotros mismos – hará malabarismos para leerla como dirigida a todos los demás, menos que a él.

 
 
 
... un hombre que, yéndose de viaje llamó a sus siervos, y les confió su hacienda. A uno dio cinco talentos, a otro dos y a otro uno; a cada uno según su capacidad, y se fue.
El que había recibido cinco talentos marchó enseguida a trabajar con ellos y ganó otros cinco.  
Asimismo, el de los dos ganó otros dos. Pero el que había recibido uno, solo fue, cavó en la tierra, y guardó allí el dinero de su señor.

“Después de mucho tiempo, volvió el amo de aquellos  siervos y les tomó cuenta.  Llegó el que había recibido cinco talentos, y  presentó otros cinco,  diciendo: “Señor, me entregaste cinco talentos; He aquí otros cinco que he ganado”. El amo le dijo: “¡Bien, siervo bueno y fiel! Has sido fiel en lo poco, te confiaré lo mucho. Entra en el gozo de tu señor”.

Se presentó también el de los dos talentos y Dijo: “Señor, me entregaste dos talentos; mira he ganado otros dos”. Díjole su amo: “¡Bien siervo bueno y fiel! Has sido fiel en lo poco; te confiaré lo mucho. Entra en el gozo de tu señor”.

Se acercó también el que había recibido un talento y dijo: “Señor sé que eres duro, que cosechas donde no has sembrado y recoges donde no has esparcido. Tuve miedo y fui y escondí tu talento en la tierra. He aquí lo tuyo”.
Su amo le respondió: “¡Siervo malo y perezoso! ¿Sabías que quiero cosechar donde no he sembrado y recoger donde no he esparcido? Debías pues haber entregado mi dinero a la banca, para que al volver yo, retirase lo mío, con intereses. Quitadle pues el talento y dádselo al que tiene diez. Porque a todo el que tiene se le dará y le sobrará, pero al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará. Y a ese siervo inútil, arrojadlo a las tinieblas exteriores”.
Allí habrá llanto y crujir de dientes.

(Parábola de los talentos. Mateo,  XXV 14-30)

3 comentarios:

  1. Juan Renedo25/3/13 20:34

    Muy bien traída la parábola. También estoy de acuerdo con que no vale eso de echar balones fuera. Hay responsabilidades más graves pero las hay también entre los ciudadanos.
    Nadie se quejaba cuando cobraba altos intereses en Chipre, como nadie decía nada viendo que había un paraíso fiscal en la Unión.
    Pues ahora a tirar talentos-euros porque muchos, incluidos los chipriotas, han demostrado tener poco talento.
    Felices Fiestas!

    ResponderEliminar
  2. Sólo puedo decir: ¡Amén!

    ResponderEliminar
  3. Ud. es un optimista. ¿De veras cree que hay muchos en condición de comprender el mensaje contenido en la parábola?
    Si así fuera, tendríamos solucionada la mitad de los problemas.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Los comentarios serán moderados - I commenti saranno moderati