Nos vemos, sin fecha ni horario fijo, en algunas pantalla de TV. Y el sábado y domingo estoy en "No es un día cualquiera" de Radio Nacional de España, con Pepa Fernández
«Fatti non foste a viver come bruti, ma per seguir virtute e conoscenza»
«No habéis sido hechos para vivir como brutos, sino para seguir virtud y conocimiento»
Dante Alighieri, "La Divina Commedia", Inferno - canto XXVI

viernes, 22 de julio de 2011

(100) Pese a quien pese, hay Islam e Islam, como aquí hay tirios y troyanos
Nonostante tutto, c’è Islam e Islam, come qui ci sono gli uni e gli altri

Ya sé que este es un día horrible por los gravísimos y sangrientos atentados que han golpeado a la población de Noruega. Pero creo que es justamente en estos momentos cuando no hay que perder la calma ni la perspectiva, haciéndoles así el juego a los fanáticos terroristas.
  Pues no busquen la noticia que traigo aquí en la prensa de esta España nuestra, algo talibana. Sí aparece en los medios de países en los que las barricadas son más bajas y las trincheras ideológicas menos hondas. Países y medios de cualquier latitud, cultura, etnia y lengua. Porque han entendido el gran significado que encierra un gesto y una decisión que podemos definir histórica.
  La noticia es que el Islam tiene su primera mezquita que tiende la mano al Cristianismo, es decir al referente religioso, histórico y cultural de esa parte del mundo con la cual algunos quieren sólo conflictos. El templo se ha inaugurado en Madaba, a puertas de la capital jordana, y se denomina “La mezquita de Jesús Cristo”, primera en el mundo musulmán. «El mundo árabe - explica el imam Jamal Al Sufrati – está lleno de mezquitas que llevan nombres de profetas, menos el de Jesús, aun siéndolo para el Islam. Esta mezquita nuestra quiere llevar un mensaje de convivencia y tolerancia».
  Nunca he creído mucho en operaciones etéreas como las llamadas alianzas de civilizaciones. Creo más en manos tendidas y mentes abiertas al diálogo y a la convivencia. Pues me alegro enormemente de este paso inédito y no me queda, entre la sangre vertida hoy en Noruega, que exclamar al unísono: Aleluya e Inch’Allah!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán moderados - I commenti saranno moderati