Nos vemos, sin fecha ni horario fijo, en algunas pantalla de TV. Y el sábado y domingo estoy en "No es un día cualquiera" de Radio Nacional de España, con Pepa Fernández
«Fatti non foste a viver come bruti, ma per seguir virtute e conoscenza»
«No habéis sido hechos para vivir como brutos, sino para seguir virtud y conocimiento»
Dante Alighieri, "La Divina Commedia", Inferno - canto XXVI

viernes, 25 de febrero de 2011

(47) Jueces justicieros. ¿Y los periodistas?
Giudici giustizieri. E i giornalisti?

El juez justiciero es «un ser inmaduro que hace suyos los ideales adolescentes de arreglar el mundo, un psicópata que ha perdido el contacto con la realidad, que no tiene conciencia de la modestia de sus esfuerzos y de sus posibilidades de error, que se mueve en un escenario imaginario donde necesita un público que aplauda sus hazañas y cuyos halagos busca desesperadamente para fortalecer su desviada propensión. Vive en el universo de sus fantasías, donde son enemigos cuantos no están de acuerdo con él. Lo grave es que cuando este personaje opera en un contexto dominado por los medios de comunicación, como hoy sucede, se produce un efecto sinergético explosivo».

Desde “El desgobierno judicial”, del profesor Alejando Nieto García, catedrático de Derecho Administrativo y ex presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

¿Queremos jugar? Bien. Sustituyan Uds. “juez” por periodista, editorialista, columnista, articulista, comentarista, analista, “todologo”, conductor de programas de radio y televisión…
  No tengo dudas. Cada uno de nosotros podría sustituir estas actividades hasta con nombres y apellidos. Una lista bien larga.
  Que tengan Uds. un buen fin de semana.

The Old Bailey is probably the most famous criminal court in the world and has been London's principal criminal court for centuries. On the dome above the court is to be found the statue of Lady Justice, a woman holding in her right hand a sword standing for the power to punish, and in her left hand a balance standing for equity.

Il giudice giustiziere è «un essere immaturo che fa propri gli ideali adolescenziali di mettere a posto il mondo; è uno psicopatico che ha perso il contatto con la realtà, che non ha coscienza della modestia dei propri sforzi e delle sue possibilità di errare; è un essere che si muove su uno scenario immaginario in cui ha bisogno di un pubblico che applauda le sue imprese e i cui elogi anela disperatamente per rafforzare la sua deviata propensione. Vive nell’universo delle sue fantasie, dove sono nemici tutti coloro che non sono d’accordo. Ciò che è grave è che quando questo personaggio opera in un contesto dominato dai mezzi di comunicazione, come oggi accade, si produce un effetto sinergético esplosivo».

Da “El desgobierno judicial”, del professor Alejando Nieto García, docente di Diritto Amministrativo ed ex presidente del Consiglio Superiore spagnolo per la Ricerca Scientifica (Csic).

Vogliamo giocare? Provate a sostituire “giudice” con giornalista, editorialista, articolista, commentatore, columnist, tuttologo, conduttore…
  Non ho dubbi. Ciascuno di noi potrebbe pure sostituire tutte queste attività con precisi nomi e cognomi. Una lista ben lunga.
  Buon fine settimana a tutti.


2 comentarios:

  1. Trabaje un tiempo muy a contacto con el mundo judicial y he sido testigo de episodios gloriosos como anónimos, al mismo tiempo que he conocido de cerca las miserias de unos engreídos.
    Jajaja… Aquí, además del más conocido que ahora está de capa cída, hay unos cuantos jueces que se alegran de haberse conocido y que responden al perfil. Por lo que veo, tampoco en Italia se privan de magistrados convencidos de liderar una cruzada. O, peor aún, de controlar a la sociedad por encima de todo y de todos.
    En la prensa, no es lo mismo y sin embargo hay personajes que se pasan el día largando sermones y apuntando con el dedo. O son uno frustrados o es que se han equivocado de profesión.
    No dejaría de ser una anécdota si unos y otros no hicieran, con demasiada frecuencia, daños irreparables. Y como con estos no se puede andar con chiquitas, mejor tenerlos muy lejos.
    Pablo

    ResponderEliminar
  2. Pienso en la maldición gitana: "Pleitos tengas y lo ganes". Da pavor pensar que cualquier día podemos caer, aún siendo inocentes, en manos de algun que otro juez superstar.
    El único consuelo que tengo es que no soy famoso y que conmigo una cruzada judicial no tendría rentabilidad en términos de popularidad.
    Un inocente de Murcia

    ResponderEliminar

Los comentarios serán moderados - I commenti saranno moderati